domingo, 17 de febrero de 2013

Artículo de El País-cultura

Hoy, a través de fb, he dado con un artículo del periódico El País acerca de una exposición que tiene lugar en la Biblioteca Nacional, que repasa la trayectoria de unas cuantas mujeres que se enfrentaron  a las dificultades y trabas de su época para desarrollar su gran pasión: escribir.
Si queréis leer el artículo al completo, aquí dejo el enlace:

Pioneras de la aventura literaria
El despertar de la escritura femenina en lengua castellana
http://cultura.elpais.com/cultura/2013/01/30/actualidad/1359563448_228314.html

Sor Juana Inés de la Cruz.
 
Todo el artículo es muy interesante, pero me ha llamado la atención especialmente este párrafo:
 
Cristobalina Fernández de Alarcón despertaba a menudo las iras de Quevedo y Góngora, cuyas soberbias estaban a la altura de sus talentos, porque se imponía en todos los certámenes poéticos a los que concurría. A Lope le encantaba. A Lope le gustaban las mujeres. En sentido concreto, y en sentido general.
 
Y es que es una idea a la que doy vueltas desde hace tiempo, concretamente desde "Los hombres que no amaban a las mujeres". Ese título, y parte del contenido del libro, me hizo pensar que la mayoría de hombres, efectivamente, no "aman" a las mujeres. Sí pueden amar a una (unas) mujer (mujeres) auténticamente, incluso más que a nadie, pero eso no quiere decir que logren sentir aprecio por el género femenino, por la "forma de ser" típicamente femenina. Simplemente al hombre, como género, no se le educa para ello.
Pero hay en cambio, siempre los ha habido, hombres como Lope, a los que les gustan las mujeres en conjunto, desean sus cuerpos pero también sus mentes. Y se sienten cómodos con esos otros parámetros emocionales y cognitivos propios de las mujeres, seguramente producto de la interacción entre lo biológico y lo educacional.
 
Por otra parte, de nuevo he hecho un descubrimiento que me ha intrigado, otra figura casi desconocida pero con una gran relevancia: María de Zayas, de la que hablaré en la siguiente entrada.