domingo, 30 de diciembre de 2018

EN EL UMBRAL

Cruzando el límite en tres, dos...

en el umbral

Esta foto es realmente inspiradora, he de admitirlo, ilustrativa por sí misma. Pero como también se trata de Cruzar el Límite, vamos a poner otra. A ver... Ya está.

Cruzando el límite
Vale, sí, es porque sale James McAvoy, pero ¿no me vais a conceder un caprichito en estas Fiestas? Además, está plenamente justificado: es de la peli «Cruzando el límite».

Bueno, vamos allá.

Ahora que se acerca el fin de año y el inicio de otro nuevo está al caer resulta un momento perfecto para volver a hablar de umbrales, fronteras o puertas; elementos todos ellos de enorme significado metafórico pues representan momentos de paso, tan importantes que han inspirado en el pasado, en todo tipo de culturas, algunas de las celebraciones más importantes que conocemos, tal como decíamos al hablar del solsticio.
         Todas esas fechas de paso, transición o evolución, como nos ocurre ahora con el Fin de Año y el día de Año Nuevo, son puertas de una realidad a otra. Nos producen un poco de tristeza, por todo cuanto dejamos atrás, y también incertidumbre, por todo lo que está por venir y que no podemos anticipar ni controlar. Aunque yo siempre he pensado esto de...



ciclos

No es que sea una manera de verlo premeditadamente optimista; para mí siempre ha sido algo real. Y si le quitamos las estrellitas (porque ese algo nuevo no sabemos cómo resultará) y lo dejamos en algo más neutro, seguirá siendo cierto y esperanzador, como lo es cualquier nacimiento.
         Es el ciclo eterno de la vida-muerte-vida. No hay crecimiento sin pérdida. No hay nacimiento sin muerte. No hay vida nueva sin renuncias.
         Y podemos verlo también como la senda iniciática que debemos transitar si queremos llegar a destino: al centro del laberinto, al epicentro del infinito, ahí en lo más profundo de nosotros mismos.

círculos iniciáticos


Vamos pasando ciclos, cruzando umbrales, adentrándonos en el bosque; para emprender las nuevas aventuras que nos tenemos designadas.
         Así pues, desde el umbral...


Feliz salida y entrada 2019

2 comentarios:

  1. ¡Que genial reflexión! Yo también siempre veo el inicio del año nuevo como un momento emocionante por lo que puede venir, aunque por supuesto sin poder evitar la nostalgia por lo que ya quedo atrás. ¡Saludos!

    ResponderEliminar