jueves, 18 de enero de 2018

Y tú, ¿con qué te inspiras a la hora de crear?

Aykut Aydogdu
Per più informazioni leggi qui: http://www.tuttartpitturasculturapoesiamusica.com/2017/09/aykut-aydogdu-1986-surrealist-digital.html
© Tutt'Art@ | Pittura * Scultura * Poesia * Musica |
Aykut Aydogdu

Estoy con los últimos retoques de una novela de fantasía que quiero autopublicar (traduciendo a un lenguaje más realista: «estoy sudando tinta para poner punto y final al proceso de corrección-pulimento de mi maldita novela, y poder así mandarla a imprenta de una vez»).
         Concretamente, en la fase «mapa», superadas ya las fases «anexos», «glosario» y «requetecorrección refinitiva».
         Como soy una obsesa del realismo (de introducir, al menos, un cierto realismo) en lo fantástico, me empeño en recrear en mis novelas o relatos aspectos que fueron ciertos, objetos, usos y costumbres que nos han llegado desde el pasado y que podemos conocer a partir de disciplinas como la historia, la geografía y el pensamiento.
         ¿Por qué esa intención, que me acompaña en cada obra que abordo? Pues porque creo que eso da a mis historias el poso necesario para poder implicarse en ellas, haciendo que el mundo imaginado adquiera así la densidad precisa. Ese «sé que esto no es verdad pero podría serlo» tan importante a la hora de vivir al cien por cien una historia.
         Así pues, en medio de ese proceso de continua documentación —en este caso concreto, mientras buscaba ideas para dibujar los iconos que pondré en el mapa en representación de castillos, casas solariegas o construcciones similares— aparecen de vez en cuando tesoros inesperados que me sirven de total inspiración. Chispas de luz que acaban encendiendo pasajes imaginados e historias que plasmar en uno u otro momento.
         Mi último tesoro desenterrado han sido estas maravillas arquitectónicas, cuyo aire característico recordaba vagamente de algunos edificios que vi en Suecia (que ahora sé que eran campanarios), lo que me conjujo a iniciar la búsqueda y a alcanzar el consiguiente hallazgo.

Stavkirke, y otras iglesias de madera medievales


Vik - Noruega
Iglesia de Hopperstad, Vik, Noruega
Fotografía de José Luis Sarralde

Las iglesias de madera, primorosamente talladas, que se conocen con la palabra noruega stavekirke (o stavkirke) se levantaron en la Edad Media a lo largo y ancho de la parte noroccidental de Europa; aunque actualmente se encuentren casi únicamente en Noruega, ya que el resto ha ido desaparecido con el tiempo.

         En muchas partes del mundo se construyeron durante el medievo inmensas catedrales de piedra. En Noruega, y otros países del entorno, se usó una técnica similar para construir en madera. Gracias al interés de los vikingos por la construcción de barcos y viviendas, la técnica y la tradición de la talla de madera se desarrolló más que en otros lugares. El trabajo de la madera culminó con las stavekirke.
         Hay varios tipos de iglesias de madera, pero una cosa que tienen en común son los postes angulares (stave) y un marco de madera con tablones que se aguantan sobre soleras. Estas paredes se conocen como paredes stave, y de aquí el nombre de stavkirke. 
         Las puertas y remates de madera de estas iglesias fueron bellamente talladas. Las decoraciones en el interior incluyen una interesante combinación de motivos cristianos y lo que se supone que son temas Vikingos pre-cristianos, con animales y dragones.

Iglesia de madera de Gol. Noruega. Ilustración

Las excavaciones arqueológicas han revelado que las stavkirke son en realidad descendientes de construcciones en empalizada y de las más recientes iglesias de postes. Se conocen edificios en empalizada que datan de la Era Vikinga; éstos eran edificios sencillos compuestos de troncos partidos a la mitad cuyo extremo inferior se enterraba en el suelo, formando una pared que se dotaba de un techo. Pese a su sencillez, la construcción podía perdurar por décadas o incluso por siglos, sobre todo si se construía sobre grava.
         En las iglesias de postes, más evolucionadas, los muros se colocaban sobre una solera (pieza de madera horizontal) y únicamente los postes esquineros eran clavados en el suelo.
         La siguiente fase partió de la observación de la susceptibilidad de los postes esquineros a la putrefacción, al estar en contacto con el suelo húmedo. Para evitar eso, los postes fueron colocados sobre grandes piedras, incrementando así su tiempo de vida.
         En las iglesias más evolucionadas, los postes se colocaron sobre un marco rígido de soleras que descansaba sobre cimientos de piedra. Esta es la stavkirke en su forma más madura. 

Noruega es el país que conserva la inmensa mayoría de las stavkirke. La mayor parte de éstas fueron erigidas entre 1150 y 1350, aproximadamente. En la Edad Media hubo un número aproximado de 1000 stavkirke en el país, aunque según otras estimaciones, el número podría ascender hasta 2000 iglesias. La mayoría desapareció entre 1350 y 1650, coincidiendo con hechos cruciales como la peste negra y la reforma protestante. En 1650 quedaban cerca de 270, cien años después 34, hasta llegar a la cifra actual de 28.
         Una obra fundamental para el estudio de las stavkirke, es el libro De Norske Stavkirker (Las Stavkirke Noruegas) de Lorenz Dietrichson, de 1892.



La iglesia de Urnes, dibujada por Johan Christian Dahl

Iglesia de Vang, Noruega

Algunas iglesias de madera fueron salvadas por particulares, que apreciaron sus virtudes y su valor histórico y artístico. El pintor noruego J. C. Dahl, por ejemplo, rescató la iglesia de Vang de su demolición tras la promulgación de la nueva ley eclesiástica de 1851, que establecía que las iglesias parroquiales de Noruega debían tener cupo para al menos una tercera parte de la población de la parroquia.
         Varias iglesias más fueron rescatadas por la Sociedad para la Preservación de los Monumentos Antiguos.
         Algunas fueron compradas y permanecieron en su sitio original; otras fueron trasladadas, como la iglesia de Vang, llevada a Polonia. La iglesia de Gol se transportó hacia la colección del rey Óscar II en Bygdoy y actualmente pertenece al Museo Popular de Noruega. La iglesia de Fortun fue llevada a Bergen, la de Garmo a Maihaugen, y la de Haltdalen al Museo Popular de Trondelag.

Suecia. Poco se sabe de las stavkirke medievales de Suecia, a falta de suficientes representantes actuales y de fuentes escritas. Sólo una de ellas permanece en pie, la sencilla iglesia de Hedared, construida alrededor de 1500 en el lugar de una stavkirke más antigua.

Iglesia de madera de Hedared, en Suecia

La desaparecida iglesia de Skaga se halla asociada a leyendas; construida sobre un lugar de culto pagano, fue demolida en  1826, supuestamente para destruir definitivamente las creencias nórdicas antiguas (yo doy fe del éxito obtenido en Suecia en dejar atrás, y olvidar, los viejos modos de vida y las creencias, hasta el punto de que cuesta mucho asociar con el país actual la antigua cultura vikinga. Lo que es una pena, en mi opinión).
         Otros restos interesantes son los de la iglesia de Hemse, en Gotland, que aunque llamada stavkirke, en realidad se trata de una iglesia de empalizada. Los restos de Santa María la Menor en Lund comprenden rastros de técnicas tanto de empalizada como de postes.
         Sólo en Escania (provincia del sur) había cerca de 300 iglesias en la primera mitad del siglo XI, pero se desconoce el número de stavkirke. En años recientes se ha iniciado la reconstrucción de varias stavkirke suecas, entre las que figura la iglesia de Skaga.

Dinamarca. Se han hallado restos y huellas arqueológicas de iglesias de postes en varios lugares del país, como en la iglesia de piedra de Jelling. Aún se conservan partes de algunas stavkirke danesas, por ejemplo una viga con una cabeza de dragón procedente de la iglesia de Norre Horning, en la península de Jutlandia.

  Reconstrucción de la iglesia de Hørning, en el Museo Moesgard, Aarhus, Dinamarca


¿No son súper, pero súper, interesantes? Cómo no compartir entonces con vosotros el resto de cosas fantásticas que he descubierto :-)
         Si alguien no quiere culturizarse más por hoy, se siente. Abrid la mente y dejaros embargar por el olor del mar y el frío extremo, y refugiaros con la imaginación en alguno de los rinconcitos en penumbra que albergan estos edificios mágicos. ¿Quién sabe si tendréis la suerte de sorprender a algún antiguo vikingo, rezando en secreto a los viejos dioses, desplazados por el Dios cristiano? Si es así, no lo molestéis; creo que no hace falta recordaros que solían tener un carácter un tanto explosivo, y podríais acabar ensartados en el extremo de una espada norteña.


Tipos de Stavekirke

Información que aparece en el blog: LA EXUBERANCIA DE HADES
Las stavkirke se clasifican en dos tipos:


Tipo A: En la base de estas iglesias hay cuatro soleras sobre un cimiento de rocas poco profundo. Estas soleras están interconectadas entre sí por muescas y espigas en sus extremos, formando un marco cuadrado rígido. Los postes esquineros (stav) se cortaban en cruz en su extremo inferior, y la espiga resultante se colocaba sobre una muesca en cada esquina del marco de soleras. En el lado superior de las soleras hay un surco en el que están colocados verticalmente los tablones (veggtilene) de los muros a manera de cuñas.
         El armazón de la iglesia se terminaba con una solera superior (stavlægje) con un surco en su lado inferior, en el que se introducía el extremo superior de los tablones de los muros.
         Las soleras superiores sostienen la armadura del techo; ésta consiste de un sistema en tándem formado por un par de cabrios principales (taksperre), que dan la inclinación al techo y sostienen el travesaño, y un par adicional de vigas en tijera (saksesperre), que funcionan como puntales de los cabrios. Tanto cabrios como vigas de tijera parten de un mismo punto en la solera superior. Además, hay viguetas perpendiculares que conectan a cada cabrio con el del lado opuesto; el resultado es una especie de celosía bastante rígida.
         Las stavkirke de Tipo A se subdividen a su vez en tres subgrupos (pero me voy a apiadar de vosotros y lo voy a dejar aquí. Quien quiera seguir gozando con estos pormenores arquitectónicos, que mire el blog mencionado).

Tipo B: Estas iglesias fueron llamadas anteriormente iglesias de tres naves para distinguirlas de las de Tipo A, de nave única. Esa denominación empleada, entre otros, por Lorenz Dietrichson, ha caído en desuso, pues implicaba que las stavkirke tenían una nave central y dos laterales, es decir, una disposición de basílica. Sin embargo, lo característico de las stavkirke con sala central es un deambulatorio (omgang), que rodea a la sala central (mitrom) por los cuatro costados, a diferencia de las naves laterales. En todo caso, las stavkirke muestran cierta similitud con las iglesias de planta central, con la diferencia que la sala central de las stavkirke es siempre rectangular.
         Sobre los cimientos de piedra hay cuatro gruesas vigas de madera (grunnstokker) que se cruzan entre sí y forman un rígido armazón en forma de un signo #. Cada viga se extiende entre 1 y 2 metros más allá del punto de intersección. Los extremos de las vigas sostienen las soleras de los muros exteriores, formando un marco cuadrado horizontal independiente del marco cuadrado central formado por las vigas gruesas.
         Los postes de la sala central se colocan en el cuadro central y son los encargados de sostener el techo elevado de la sala central.
         En el marco horizontal exterior de soleras reposan las cuatro paredes de tablones con sus postes esquineros, que son las que sostienen el techo bajo del deambulatorio que rodea a la sala central.
         Así, dando una impresión de basílica, el techo queda dividido en 2 niveles y la sala central y el deambulatorio permanecen divididos por hileras de postes a manera de pilares.
         Los postes de la sala también se conectan a las soleras superiores de los muros por medio de vigas, lo que le da a la iglesia rigidez lateral.
         Casi en la cima de los postes se insertan entre éstos las soleras superiores para soportar los muros de la sala central, que quedan en contacto con el exterior. En el extremo superior de los muros de la sala se coloca un tercer marco de soleras, del que parten las vigas del techo, en una disposición similar a las stavkirke de Tipo A. 
         Las stavkirke de Tipo B se subdividen a su vez en dos subgrupos (que también me saltaré. En vez de eso, os voy a poner dos fotos de estos dos tipos de iglesias. ¿A que soy maja?).

   Iglesia de madera de Lom, en Noruega 


Iglesia de madera de Borgund, en Laerdal, Noruega



Otras iglesias de madera de características similares en otros lugares



Kizhi Pogost, en Karelia, Rusia












Kizhi Pogost es un sitio histórico que data del S. XVII, situado en la isla de Kizhi. La isla se encuentra a su vez en el lago Onega, en la República de Karelia, en Rusia.

         El pogost (recinto parroquial) es el área delimitada por la valla, que incluye dos grandes iglesias de madera (la Iglesia de la Transfiguración, coronada por veintidós cúpulas de madera de abedul, y la Iglesia de la Intercesión, con nueve cúpulas) y un campanario. El pogost es famoso por su belleza y longevidad, a pesar de que está construido exclusivamente de madera y no tiene un solo clavo. En 1990, fue incluido en la lista de la UNESCO  de sitios del patrimonio mundial y en 1993 se enumeró como sitio del patrimonio cultural ruso.

Otra imagen de la Iglesia del conjunto:

La isla de Kizhi constituye un auténtico museo al aire libre, muestra perfecta de la vida rural rusa, donde también se pueden ver antiguos molinos y cobertizos, viviendas, capillas… Un total de 89 monumentos arquitectónicos de madera que hacen de la isla una joya que ha sobrevivido a lo largo de los siglos.

ACTUALIZO, con este mágico atardecer de la Isla Kizhi, que he encontrado en el blog ISLAS DEL MUNDO, cuya visita recomiendo, ya que aporta más datos sobre el Museo:





PÁGINAS DE INTERÉS DONDE AMPLIAR INFORMACIÓN:

Para el tema de las Stavekirkes - NORUEGA
Para conocer algo más sobre la cultura y sociedad vikinga - HELLA, THE VIKING
Para otras construcciones de madera similares -  LA ISLA DE LAS IGLESIAS DE MADERA

2 comentarios:

  1. Oooohhhh!!!!
    Esto lo ficho yo para futuros viajes.
    Me encanta!!

    ResponderEliminar
  2. Pues hoy mismo me ha dicho un amigo que hay una peli sobre la isla rusa de Kizhi. Voy a ver si la encuentro, porque solo por ver el entorno más detenidamente ya merecerá la pena.

    ResponderEliminar