jueves, 10 de enero de 2013

El baile de las musas

Son muchas las cosas que me inspiran a la hora de escribir; a veces una canción, un cuadro, un paisaje... Una persona, una conversación o una sola idea, que se empeña en rondarme durante días hasta que me decido a escucharla y plasmarla en algo que, muchas veces, acaba siendo un relato más largo o más corto.
Supongo que toda creación se inicia de este modo, con una pequeña chispa, un casi inapreciable destello de inspiración, que aguarda en cualquier parte a que uno por fin lo descubra.
Y cuando las musas se ponen a bailar a tu alrededor... Ya puedes tener mil planes previstos, estar agobiado por las cuestiones pendientes u ocupado de hecho en diez mil quehaceres, que reclamarán tu atención y te obligarán a ponerte con "su" tema.
Así que me dispongo a bautizar aquí una sección en su honor, y cada vez que me encuentre con uno de esos destellos fugaces que, tal vez, algún día se conviertan en una buena historia o en parte de ella, lo traeré aquí para que guarde su turno en el proceso de "la creación".

Hoy tengo intención de embarcarme en el nuevo capítulo de la novela que tengo entre manos, titulada (seguramente de manera provisional :-) ) "El Pacto". Y os voy a poner el que se ha constituido en mi inspiración para uno de los personajes, protagonista por derecho propio de este capítulo.

Se trata del actor británico Paul Bettany, que me está dando unas alegrías... Así, con este aire serio y sabio, es como veo yo a Bjor, hijo de Tayll, de la aldea de Llorç:

 
 
Preocupado ante lo que se avecina.
 
 
Y estas ya por puro regodeo, que ya que estamos... XDDD
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario