miércoles, 30 de enero de 2013

¡Feliz día...!

Continuamos con nuestras heroínas de hoy.

OLENA TELIHA
(1906-1942)


Poeta, activista y líder nacionalista ucraniana.
Nació en un pueblecito cercano a Moscú donde sus padres solían pasar las vacaciones de verano. En 1918 se trasladó con su familia a Kiev, cuando su padre se convirtió en ministro del gobierno de la reciente República nacional de Ucrania. Allí vivieron durante los años de la Guerra civil de Ucrania, pero cuando los bolcheviques tomaron el poder su padre emigró a Praga, y la familia le siguió dos años más tarde, en 1923. Olena cursó estudios en el Instituto pedagógico superior de Praga. El ambiente intelectual de los emigrados ucranianos tras el fracaso de la guerra por la independencia de Ucrania (1917-1920) tuvo una profunda influencia en el desarrollo de Teliha. Se trataba con un grupo de jóvenes poetas ucranianos y comenzó a escribir poesía ella misma.
       Se casó con Mykhailo Teliha y se trasladó a Varsovia en 1929, donde enseñó en una escuela ucraniana y de nuevo participó activamente en la comunidad ucraniana de dicha ciudad. A partir de 1933 participó en la revista nacionalista Vistnyk. Nuevo traslado, esta vez a Cracovia, donde permanecería desde 1939 hasta 1941. Sería el mismo año de su llegada cuando, al igual que muchos de los jóvenes ucranianos con los que se asociaba, Olena Teliha se convirtió en miembro de la Organización de Nacionalistas Ucranianos, dentro de la cual se convirtió en una activista entregada en materia cultural y educativa.


Olena y Mykhailo Teliha


Con el estallido de la guerra entre la Alemania nazi y la Unión Soviética se trasladó a Lviv y luego a Kiev en 1941, donde se convirtió en jefe de la Unión de Escritores y editora del semanario literario Litavry. Cuando el régimen nazi cerró ese periódico y lo reemplazó con la publicación afín al régimen  Nove Nove ukraïns'ke ukraïns'ke slovo, Teliha se negó a cooperar. Pudo haber huido entonces pero se negó, diciendo que nunca más volvería a ir al exilio. Fue finalmente arrestada por la Gestapo y ejecutada en Babi Yar junto con su marido y otros nacionalistas ucranianos. Tenía 35 años.
       En la celda de la prisión donde estuvo, sus últimas palabras escritas fueron garabateadas en la pared: "Aquí estaba enterrada y desde aquí se va a su muerte Olena Teliha ".
       Los poemas de Olena Teliha fueron publicados principalmente en la revista nacionalista Vistnyk y recogidos póstumamente en "El alma de la Guardia", 1946 (Dusha na storozhi).
       Esa colección fue ampliada con sus obras en prosa y reeditada como "Las banderas del espíritu", 1947 (Prapory dukha), y luego "Olena Teliha: colección 1977" (Olena Teliha: Zbirnyk 1977). Teliha: colección 1977).
       Sus poemas aparecieron también en inglés, traducidos y editados por O. Prokopiv.
       Firmemente arraigada en la poesía nacionalista del período de entreguerras, su poesía lírica saca fuerzas de la sinceridad más que de la sofisticación formal y refleja el oxímoron de la "firmeza suave" que Teliha había abrazado para describir a la mujer contemporánea ucraniana, a quien veía como parte integral y socio igualitario en la lucha por la independencia de Ucrania.
       En febrero de 1992 una cruz fue erigida en su memoria en Babi Yar, en Kiev.

(Información extraída en su mayor parte del artículo de Oleh Shtul y Danylo Husar Struk,
de la Enciclopedia de Ucrania, vol. 5 (1993)).


No hay comentarios:

Publicar un comentario