lunes, 3 de junio de 2013

LA CASA DE LOS CEREZOS IX

Feliz lunes a todos.
Retomo el hilo donde lo dejamos, en el capítulo 9, y alcanzamos así el ecuador de la novela.
¡Ánimo!, que ya queda menos para el desenlace.

LA CASA DE LOS CEREZOS
por L. G. Morgan




9. Silencio, se rueda


No sé si fuimos nosotros, tan concentrados y embebidos como estábamos, o si fue la casa, los recuerdos, o sencillamente lo que tenía que pasar.
         No sé si dos personas centradas en una misma idea pueden emanar tal energía, si es posible que los hechos o los recuerdos puedan pervivir en el espacio y en el tiempo como las ondas de radio en la atmósfera, y seguir ahí, su esencia, su energía, aunque no los veamos, dotando a los espacios de eso que se llaman buenas o malas “vibraciones”, que parecen activarse de pronto en un momento determinado.
       
                                   .............................................

2 comentarios: