domingo, 28 de septiembre de 2014

Musas, musas

O musos: hoy Zbigniew Preisner,
un compositor polaco que acabo de conocer y que se ha convertido en mi banda sonora para el relato que me traigo estos días entre manos. Estoy de poda; como siempre, me he pasado de extensión y tengo que recortar, y necesitaba algo de serenidad para una tarea que odio. El relato es de corte victoriano y pretensiones misteriosas, con lo que la música de Preisner (soy incapaz de pensar siquiera en el nombre del muso) le viene al pelo.
         Aquí un ejemplo, de lo más completito.


Zbigniew Preisner nació el 20 de mayo (razón de peso para que me caiga bien XD) de 1955 en Bielsko-Biala, Polonia. Es conocido sobre todo por componer música para películas, principalmente las del director de cine Krzysztof Kieślowski (toma nombre fácil también), ya sabéis, el de las películas "Tres colores: Azul", "Tres colores: Blanco" y "Tres colores: Rojo". Pero también para otros directores, como Agnieszka Holland o Jean Becker, o músicos como David Gilmour.
         Músico autodidacta, estudió Filosofía e Historia en Cracovia. Comparte con Kieslowski el honor de haber creado (inventado) al compositor holandés del siglo XVIII Van den Budenmayer, cuya música escribió Preisner y aparece en varias películas del director polaco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario