martes, 25 de octubre de 2016

TROBAR DE MORTE Y VÍCTOR SANTAL

Bienvenidos a un mundo alternativo



El pasado sábado nos fuimos de concierto. O, dicho de otra forma, viajamos en el tiempo y en el espacio hasta dar con nuestros huesos en una tierra de encantamientos y oscuridad, donde habitan hadas, duendes y músicos hechiceros. Donde se baila en honor de la Diosa y se recitan conjuros que son antigua poesía.
         El ambiente hacía honor a la actuación. La Sala Copérnico, (una discoteca de perfil universitario pero donde tienen cabida todo tipo de eventos y celebraciones, según reza en la web Disco Madrid) vistió para la ocasión su escenario de bosque celta.
         Aunque lo que le proporcionó de verdad hechizo al concierto fue la puesta en escena fantástica, a cargo primero de las bailarinas: Spirax cia danza, Esther Samâeh y Lady Vamp, que hicieron una entrada espectacular como sacerdotisas de un culto arcaico, con vestidos y capas blancas, y tocados a juego. En distintos momentos de la actuación de Trobar de Morte volverían a hacer su aparición, conjugando de manera inesperadamente armoniosa movimientos de danza oriental y tribal con la cadencia y el espíritu feérico y medieval que tenía la música. 



(Fotografía M. A. Rodríguez)

Después le llegó el turno al gran Víctor Santal, a quien llaman «El Arpista del Palacio Real», un virtuoso capaz de dotar de magia cualquier aparición. Interpretó durante una hora algunas de sus piezas más características, entre ellas Greensleeves, The heart asks pleasure first, de la BSO de la película «El piano», compuesta por Michael Nyman, el Morrison's Jig, Watching Lara o La marcha de Brian Boru.



(Fotografía M. A. Rodríguez)


(Fotografía M. A. Rodríguez)


(Fotografía M. A. Rodríguez)

Justo a punto de terminar, invitó a subir al escenario a un músico con el que comparte de vez en cuando tablas y canciones, un personaje singular del que no logramos oír el nombre. Nos pareció entender algo así como «Cuervo»***, que en vista del espíritu de la noche resultaba hasta apropiado. Tocaba un instrumento hasta entonces desconocido para mí, pero he hecho los deberes y he descubierto que se trata de la zanfona o zanfoña, un instrumento musical de cuerda que se toca haciendo girar una manivela, a la vez que mediante un teclado se imprime la melodía. Más información sobre su origen y funcionamiento aquí.


(Fotografía M. A. Rodríguez)


(Fotografía M. A. Rodríguez)

***Me soplan muy amablemente que «el músico al que invitó a tocar se llama en realidad Yhandros Huergo, componente del grupo Cuélebre», una banda a la que también pertenece desde este año Víctor Santal.

Víctor Santal pasó el testigo a Trobar de Morte, presentándolo como uno de sus grupos favoritos y fuente continua de inspiración, en cuyo último trabajo ha colaborado, sumando su arpa celta en alguno de los temas. Se trata del disco «Ouróboros», que salió a la venta en julio de 2016 y cuya portada ha sido diseñada por la magnífica ilustradora Victoria Francés.


Trobar de Morte




La actual formación de Trobar de Morte. En el centro: Lady Morte, alma y artífice de la banda. Y de izquierda a derecha: Sined Zuli, María Montes, Carlos Chavero Fuentes, Daimoniel B. Eldar y Üri Bokskog.

El sortilegio había sido pronunciado. A partir de ahí solo podía uno dejarse envolver por la magia y el embrujo de una música surgida de otro tiempo y lugar, un lugar más profundo y recóndito, en el que poder bailar o quedarse recogido y en silencio, hipnotizado por las palabras mágicas de las hadas y los dioses.



(Fotografía M. A. Rodríguez)



(Fotografía M. A. Rodríguez)



(Fotografía M. A. Rodríguez)


(Fotografías M. A. Rodríguez)




Uno de los momentos más especiales para mí llegó cuando Trobar de Morte interpretó un tema que me encanta, y que es por el que yo les conocí. ¿Adivináis el nombre de la canción?


MORGANA

(Fotografía M. A. Rodríguez)


Morgana

Trobar De Morte

My name is time
My name is end
I'm the storm

I'm the calm
My name is life
My name is dead
My name is Morgana...

I'm the fire
I'm the ice
I'm the wind
And I'm his force
My name is rain
My name is drought
I'm your water
Into a desert
I'm the rage
And happiness
I'm your light
Into a darkness
My name is Morgana

(Fotografía M. A. Rodríguez)

Otros momentos especiales que nos regalaron Trobar de Morte fueron aquellos en los que contaron con la colaboración de antiguos miembros del grupo. Se notó el cariño y la complicidad entre compañeros que han estado juntos muchos años, viviendo la carretera, los conciertos y los proyectos comunes hasta dejar en el grupo parte de sí. Fueron Iosephus Ludovicus Frías, Fernando Cascales (actualmente Duendelirium) y Marta Ponce, Máireád.



(Fotografías M. A. Rodríguez)


En resumen: noche de ambiente mágico, con buena música, en un lugar acogedor... Toda una experiencia que habrá que repetir.

2 comentarios:

  1. Hola,

    Si me permites, el sábado Víctor Santal no tocó 'Comptine d'un autre été'; pero sí 'The heart asks pleasure first' de Michael Nyman para la banda sonora de 'El Piano'.
    El músico al que invitó a tocar se llama Yhandros Huergo, componente del grupo Cuélebre.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Isabel. Rectifico la canción (que obtuve buscando en la web porque no recordaba títulos) y añado el nombre correcto del pobre «Cuervo» (aunque el apodo tenía su gracia XDD Creo que lo dejaré como equivocación perpetua jajajajaaa). Me suena mucho Cuélebre, pero no sé si los he oído. Me informaré ;-)

      Eliminar