miércoles, 9 de noviembre de 2016

THE HOLE ZERO - Espectáculos

The Hole Zero

TEATRO CALDERÓN - Calle Atocha, 18. Madrid.
Desde el 08 de noviembre hasta el 18 de diciembre de 2016: Martes, Miércoles, Jueves, Viernes, Sábado, Domingo

Descripción de la Guía del Ocio: Después del éxito de The Hole y The Hole 2, la franquicia que ha devuelto a la actualidad el género del cabaré regresa a los escenarios con un nuevo montaje que lleva por título The Hole Zero. Con la inigualable Terremoto de Alcorcón como Maestra de Ceremonias (alternándose con la debutante Mariola Fuentes), descubrimos un espectáculo aún más original y provocador que fusiona géneros como el circo más arriesgado, el burlesque más sexy y el cabaré más canalla, siempre con el humor como sello de identidad. La estética y el hilo conductor recuerda mucho a las fiestas disco que se celebraban en el legendario Studio 54 y a la diversión mundial que supone siempre la Nochevieja en todos los rincones del mundo. Con esta carta de presentación, las sorpresas están aseguradas.


Yo no suelo ver este tipo de espectáculos. No tengo, claro está, nada en contra de ellos, es solo que a la hora de elegir suelo decantarme por cosas menos «macro».
         Pero este sábado pasado queríamos ir al teatro y se agotaron las entradas de la obra que habíamos seleccionado al principio en la Cartelera. Así, nos decantamos como segunda opción por The Hole Zero, debido principalmente a los comentarios favorables de algunos amigos, y también a las críticas que lo habían tildado de novedoso e incluso (en el caso del primer The Hole) de completamente transgresor.

(Acordaos si no del escándalo que supuso el anuncio que hicieron para la primera edición, y que iba en trenes y autobuses).



Y bien, ¿es así?, ¿hay algo novedoso o trasgresor en este montaje de gran calibre y muchos medios? El objetivo de partida era, en palabras de sus creadores, Paco León y la compañía Yllana: «La idea es reconvertir el Teatro Häagen-Dazs Calderón en un auténtico club.  Para ello retirarán el patio de butacas hasta convertirlo en un espacio ocupado por mesas y sillas para los espectadores, y el escenario se alargará invadiendo parte de ese nuevo ambiente.  El espectáculo será el cóctel resultante de mezclar cabaret, burlesque, música, teatro, humor, circo y música.  Todo ello bien agitado y debidamente pilotado por un maestro de ceremonias que, irreverente y descarado, haga participar al espectador como si de un protagonista más se tratara.  Se presentarán propuestas novedosas, divertidas, provocadoras y sexys del panorama tanto nacional como internacional, que se irán diversificando a lo largo de la temporada».


Teatro Calderón


Yo solo puedo decir que «Objetivo logrado». Como espectáculo es impresionante. Y los distintos números, de una calidad excepcional. Buenos cantantes y buenos bailarines. Artistas circenses que son auténticos atletas. Bonito, visual, bien montado... Y la escenografía no puede ser mejor.
         Entonces, ¿qué pero tiene? Porque lo tiene, al menos para nosotros. Admito que pudo influir de alguna manera el hecho de que esperáramos más teatro. Un hilo conductor con más peso, no solo sketches que hilvanaran el conjunto. No solo monólogos tipo «Club de la comedia», con mejor o peor guión según el número, que interpretara la Maestra de Ceremonias; sino algo más trabado. Algo con más enjundia.



Se echa en falta algo más novedoso. Como decía al principio, lo anunciaron como algo innovador y diferente, y resulta que los números son muy clásicos, en planteamiento y desarrollo. Solo hay una actuación de danza que sorprende, con luces negras y pintura fluorescente que dan forma al cuerpo del bailarín. Resulta una apuesta atrevida y muy plástica. El resto, siendo muy bueno, es algo ya visto. Y una de las atracciones circenses, con aparatos distintos, renueva también el concepto de número circense. En cuanto al sexo y erotismo tan explícito, el travestismo y demás, a estas alturas no me parece rompedor para nada. La última escena casi nos pareció gratuita y excesiva.




Y respecto a la parte de crítica que podría aportar el guión principal, algo inherente al mejor cabaret (recordemos la película misma) pues también se queda algo light.
         He leído por ahí, en algunos comentarios, que se agradece el mensaje a favor de la homosexualidad y la diversidad. Y es cierto que existe, sobre todo en el papel que desempeña la Maestra de Ceremonias (personaje que este sábado era interpretado por la gran Mariola Fuentes). Pero se queda en algo muy simple, casi en un grito de guerra de «divertíos y haced lo que os dé la gana», «todo vale, el mundo es más bonito así de variado». No sé, algo tan poco elaborado que parece una consigna o una moraleja de cuento.

EN RESUMEN, me alegro de haberlo visto. En mi caso, es una experiencia nueva y me gusta conocer un poco de todo. Y vuelvo a decir que es todo ESPECTACULAR, en serio. Pero creo que a la próxima me vuelvo a lo que es teatro teatro.

2 comentarios:

  1. Me han hablado bien del espectáculo. Por lo que cuentas, me recuerda un poco al Circo de los horrores, no sé si lo conoces. Estuve en el Cabaret maldito y fue algo divertido e interesante. Como tú no creo que repita de motu propio, la verdad, pero no estuvo nada mal.

    ResponderEliminar
  2. No, no lo conocía. Acabo de ver de qué va. Son cosas para picotear de vez en cuando, por aquello de probar sabores nuevos :-)

    ResponderEliminar