lunes, 17 de junio de 2013

LA CASA DE LOS CEREZOS XIII

Llegamos al capítulo 13, uno cortito y ligero, de tregua :)

LA CASA DE LOS CEREZOS
por L. G. Morgan


13. Ajustes


Acababa de anochecer por completo.

Volví a casa caminando despacio, con las manos en los bolsillos, respirando a conciencia el aire limpio y frío de aquella noche de diciembre, tratando de librarme de la tensión acumulada. La lluvia caída a primera hora de la tarde formaba charcos en las aceras mal pavimentadas, y hacía relumbrar el asfalto con un brillo apagado de plata vieja.

                        ..................................................................

8 comentarios:

  1. Uy pero si al final resultó ser una historia en capítulos. Hasta ahora me atrapó la narración, y eso que todavía no aparecieron los fantasmas! ajja.
    Espero el próximo capítulo :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja... eso te pasa por no fijarte en lo que escribo. Qué maja eres!!!

      Eliminar
    2. Eso es verdad! ajajaj pero al menos entro y leo! :P

      Eliminar
  2. Gracias, Kary.
    Bueno, los fantasmas asomaron un poco en capítulos anteriores, pero estos no llevan cadenas ni van ondeando sus sábanas por ahí, se ve que son fantasmas reciclados jajajajaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aajaj investigaré a ver dónde empiezo con los fantasmas! ajaj gracias Morgan :)

      Eliminar
  3. Ahora que ya la leí toda entera, entendí este capítulo jaja. Muy buena novela, me tiene súper atrapada. Un beso, seguimos el próximo capítulo para cuando lo publiques. :)

    ResponderEliminar
  4. A mí también me tiene atrapado. Hace días que leí este capítulo, por el cual quería felicitarte, pero internet se me fue al traste en esos días. Gracias por compartir, Morgan.

    ResponderEliminar