martes, 9 de julio de 2013

LA CASA DE LOS CEREZOS XVIII

¡... Y cero!
Capítulo último y epílogo, todo en uno. Tal como le gusta a Daniel, solo unas letras destinadas a cerrar por completo la historia y dejarnos con la sensación saciante de haber tomado café y postre XD


LA CASA DE LOS CEREZOS
por L. G. Morgan



18. Navidad

Las fiestas de Navidad estaban ya a la vuelta de la esquina.

       Al día siguiente de la llegada de mi madre me fui a ver a D. Julián. Le encontré muy ocupado en medio del trajín de los preparativos de las fiestas.


EPÍLOGO
(Remedios Varo,
Mujer saliendo del psicoanalista)

Ha pasado ya mucho tiempo desde entonces.
       Hemos seguido conservando aquella casa, aunque nunca nos hemos animado a vivir en ella, preferimos mantenerla alquilada.
       
.........................................................................

10 comentarios:

  1. Enhorabuena!!!
    Me la he leido de tirón, comencé ayer y me enganchó desde el principio, de lo cual me alegro, porque al estar todos los capítulos, no he tenido que esperar a que lo publicases.
    Me has hecho sentir los sentimientos del protagonista, la incertidumbre, el miedo del niño, ante los hechos y el alivio del final.
    Las descripciones tanto de lugares como de personas o sentimientos me han parecido muy ajustadas, sin llegar a cansar o aburrir, como me sucede algunas veces. Todo en su justa medida.
    Me alegro mucho de que la hayas rescatado y la hayas cpmpartido con todos nosotros. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Isabelle. Hay más gente que me ha dicho eso mismo de que es mejor poder leer seguido. Como lectora sobre todo de novela, opino igual. Pero aquí, en un blog, me pareció mejor esta fórmula, aunque no descarto algún otro cambio para el futuro ;-)

    ResponderEliminar
  3. Ay ya llegamos al final, y cuando una historia te atrapó y la disfrutaste mucho, da pena acabarla.
    Me gustó mucho que esta aventura de Daniel, haya servido para que pueda, en cierta forma, reconstruir una familia. El Sr. Antón, cumplía muy bien el papel de abuelo sin saberlo, fue su compinche y su amigo de aventuras, como un buen abuelo sabe hacer. Eso me encantó.
    Por otro lado las navidades son fechas donde cuando no tenés una familia completa, sntís que nunca llega a repartirse por toda la casa ese calor de hogar. Muy apropiado el haber unido las dos familias en un día tan especial.
    Me gustó también mucho en la manera que conoce a Pablo, ya conectó con él al contarle algo tan delicado como lo que le pasó. Qué mejor que él, para ocupar el lugar del padre. Ahora sí,, Daniel ya estaba listo para comenzar una nueva vida. El destino le dio otra oportunidad. "Nada pasa por nada,por más triste y doloro que pueda ser..."
    Habrá sido una pérdida muy grande su abuela y el Sr. Antón pero, ya tenía sus pilares a su lado, y ahora la muerte la asimilaría de otra manera.
    Una historia muy hermosa con un final feliz, como suele gustar a la mayoría.
    Muchas felicidades L.G.Morgan!! acá tenés una fiel seguidora de "La casa de lso cerezos"
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero qué lectora más maja XDD
      Pues lo del final feliz lo estuve valorando en su día, sé que hay gente a la que le parece que si todo acaba bien le resta "calidad" al escrito. Pero yo en cada momento escribo lo que quiero escribir, creo que está muy relacionado con el momento vital de cada uno. Y en ese tiempo "necesitaba" un final redondo y definitivo, y además optimista. Que creo que la vida también tiene de esto, no solo drama, y que uno ve lo que elige ver.
      A mí también me da pena en cierta forma terminar la novela, ha sido un camino muy agradable el que he recorrido con algunos lectores como tú.

      Eliminar
  4. Me gustan los finales felices. Pero echo de menos haber leído de un tirón la novela. Así que voy a recomenzar y te contaré porque ahora me detendría en exceso en los recién leídos. Así que solo decirte que me ha gustado mucho y que vuelvo al principio.
    Felicidades LG Morgan!!! Me alegro que decidieras colgarla y no dejarla cogiendo polvo en un cajón.

    ResponderEliminar
  5. Yo también me alegro, te aseguro que, gracias a vosotros, ha sido un proceso fascinante ;-)

    ResponderEliminar
  6. «All things move toward their end»… decía crepuscular Nick Cave.

    Y he aquí que concluye esta aventura, editorial y personal, de publicar una novela por entregas en un blog personal a lo largo de dos meses. Hay que agradecer lo desprendida que has sido cediendo gentilmente tu relato a la corriente anónima de lectores que navegamos por aquí. Unos, menos anónimos que otros, se han manifestado y te han ido dando su parecer. Por momentos se ha visto surgir una dinámica de grupo entre una escritora y su audiencia, como sucedería en un taller de escritura o, en este caso, un taller "de edición": publicación de un capítulo cada cierto tiempo, margen al personal para que lo lea reposadamente ;) seguido —y aquí llega lo interesante para la autora y editora— del reguero de comentarios, opiniones y chascarrillos surgidos al calorcillo de cada nueva entrega.

    Como en las webs de intercambio de archivos, "comentar" es lo único que se le pide o se espera de quien se beneficia de la aportación ajena. Y yo he estado prácticamente mudo a lo largo del serial, lo reconozco: el ritmo era tan acelerado para mí que me leía los capítulos de 4 en 4 cuando tenía lugar para ello… Pero otros más apremiantes habrán experimentado lo contrario. A la maestra de ceremonias le corresponde ir sacando páginas de la chistera lentamente para tensar la atención de su público, o agitar la batuta para que no se le aplatane :)

    Yo lo he disfrutado como algo rescatado de la infancia. Creo que la clave ha sido la mención a los libritos de Enid Blyton y sus Cinco jovenzuelos aventureros… pero eso sí: en Manoteras :D

    Gracias, y hasta la siguiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti. Yo sabía que andabas por aquí, aunque estuvieras mudito ;-)

      Ahora te queda echar un ojo al relato steampunk que... pero ya hablaremos tú y yo de eso XDDD

      Eliminar
  7. Bueno, ya terminé de leer. Me ha gustado, Morgan. Tiene un tono muy amable y la historia es en verdad intrigante. Dentro de tres añitos se la podría dejar descuidadamente a mi Andrés en la mesita de noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. A mí me la han pedido mis hijas y estoy a punto de imprimírsela. Creo que tal vez no lleguen a entender algunas cuestiones, pero va a ser interesante ver qué les parece.

      Eliminar