lunes, 23 de diciembre de 2013

Crónica de la presentación de Entremundos

Hacía tiempo que tenía pensado, si alguna vez llegaba la ocasión de presentar algún libro mío, cómo me gustaría que fuese todo. Tenía la idea definida y decidido también, sobre todo, que querría algo que poder compartir de alguna manera con toda la gente con la que me he ido cruzando, a lo largo de estos años, tanto en el mundillo literario como en todos los otros que componen mi complicada (y plenamente satisfactoria) vida. Pues bien, en cuanto firmé contrato con la editorial Saco de Huesos sobre estos doce relatos que compondrían mi primer libro en solitario, me puse a diseñar el guión del evento.
         Han sido semanas, y aun meses, de trabajo y planificación, y por fin este sábado pasado pude poner en práctica y vivir en directo uno de mis sueños. Os contaré "el libreto" de la función, tal cuál lo tenía planeado. Aunque puedo aseguraos desde ya que la puesta en práctica fue aún mejor de lo que suena, y que superó con creces mis mejores expectativas.


LUCES Y MÚSICA (Salen dos de mis compañeras Relatópicas, Mª Antonia y Maribel, disfrazadas con gasas y llevando dos faroles con velas. Se mueven por el escenario como si buscaran algo. Mientras suena la música y Carmen lee…)
        
         He viajado entre los mundos en busca de tesoros.
         Me fui de expedición a rescatar historias enterradas, buscándolas en medio de ese aéreo y fronterizo territorio donde los límites fusionan sus perfiles, donde habitan fantasmas y quimeras y conviven los sueños y anhelos más oscuros.
         Allí puse el hogar y el corazón, pues soy gente de frontera; no me queda más remedio que admitirlo. Y como arqueólogo entregado excavé entre líneas de texto y metáforas esquivas, hasta hallar lo necesario.
         He conseguido emerger de las profundidades cargada de leyendas, de fábulas que se fingen realidades y verdades que se fingen cuentos. Doce relatos extraídos de allende los confines: exactamente Entremundos.
...........................................................................................................................
(Escenario de la biblioteca. Una mesa en un lado y el editor y el autor (o sea, Javier Baonza y yo) sentados ante ella. Empiezan a hablar y da la sensación de que es lo de siempre, presentan un poco el libro, dicen el por qué del título...)
Buenos días. Soy Javier Baonza, administrador de la web de literatura histórica Hislibris, promotor de Hislibris Tabernae, cocinero histórico y editor de Ediciones Evohé. Estamos aquí……………bla, bla, bla…………………

Aquí habla un poco del género del relato en general, la situación del relato en España y, tal vez, del “realismo mágico”. (Esto es lo que estaba previsto, además Javi, de su cosecha, decidió utilizar otro método de presentaciones muy puñetero, digo experimental: empezó a preguntar al personal, a diestro y siniestro, eligiendo a sus víctimas especialmente entre los sufridos hislibreños, que era con quienes más confianza tenía).

—(Yo) Buenos días y gracias a todos por estar aquí..... (Aquí me preparé un esquema con varios puntos que quería tratar)
...................... Y en todos los relatos, de alguna manera, hay fantasmas, residuos de otras vidas que adoptan diferentes formas en cada uno de ellos. Creo que los fantasmas, esos seres difusos y engañosos a los que adoro, marcan de algún modo la continuidad de la vida. A veces son la memoria de un lugar, a veces el rastro de otros seres…

(De pronto alguien sube por uno de los laterales al escenario. Se trata de un personaje que parece el Joker (el de Batman en alguna de sus versiones). El autor interrumpe lo que está diciendo y con expresión de extrañeza le dice:
- Disculpe... ehmm... verá, es que estamos en una presentación y...
- Sí, sí, a eso vengo, a presentarme. -Se pone frente al público y empieza a declamar como si fuera un presentador: "Ladys and gentleman, damas y caballeros, con ustedes..."
Aquí le interrumpe de nuevo el autor con algo como:
- No, perdone, no me ha entendido. Estamos presentando un libro. Verá... Pero bueno, ¿usted quién es?
- Es exactamente lo que iba a decir. Mi nombre es Gwynplaine, ya saben, como el personaje del genial Víctor Hugo, el hombre-que-ríe.

Vivo entre las líneas de Entremundos, en uno de los pisos principales. He conseguido escapar hoy, para estar aquí con ustedes, de la misma página 69, donde me encontraba descansando después de comer. ¿Y para qué? Pues para explicarles unas cuantas cosas que deben saber antes de atreverse a ojear esas páginas turbias que la mente de L. G. Morgan ha garabateado estos años. Porque, quién mejor que yo para saber lo que se cuece allí, en el dulce (con sonrisa feroz) hogar.

Pues bien, redoble de tambor, por favor, (REDOBLE DE TAMBOR) por la magia que me ha sido conferida yo les propongo un viaje tenebroso a las simas más oscuras de este libro. Veamos (mete la mano en una bolsa que lleva consigo, y empieza a rebuscar notoriamente, hasta sacar un papelito, bola o similar donde lee: ) –“Ouija”. Bueno (pone cara de extrañeza), el azar es el que elige. Que se cumpla la magia.

MÚSICA (Mientras el Joker se retira y salen los actores)

1. OUIJA   -Salen al escenario cuatro compañeros: Marisa, Pablo, Maribel y David. Llevan una mesa y cuatro sillas. Las colocan en medio del escenario y luego se sientan, se cogen de las manos y Marisa dice dos veces: “Espíritu, si estás aquí manifiéstate”. Luego suena algo (RUIDO VIENTO QUE SOPLA) y sienten como un escalofrío. Marisa vuelve a preguntar: “Espíritu, ¿quieres decirnos tu nombre? Fingen que el vaso se mueve y Pablo hace como si deletreara: M-A-L-I-G-N-O. Todos se sobresaltan y David exclama: ¡Maligno! ¿Quién está moviendo el vaso? Ponen cara de horror y el tiempo se congela.
MÚSICA

(Joker: ¿Qué les ha parecido? ¿Suficientemente explícito? (Pausa) No les veo muy convencidos. Probemos de nuevo. (Mete la mano en la bolsa y extrae otra bola) Mmmm… Otro título, esta vez… “Restitución”  

MÚSICA

2. RESTITUCIÓN    -Enrique entra en el escenario como si estuviera medio dormido, va hasta la mesa y descorre un cuadro cubierto. Lanza un grito de horror y exclama: … Esto no… ¡No puede ser! Tiene que tratarse de un error, yo no he podido pintar esto. No puede ser mío este monstruo que me mira como un ser de otro mundo. La imagen se congela y vuelve a salir el Joker.
MÚSICA

(Bufff… ¡Arte! -exclama con desprecio-. Parece que la cultura, una vez más, vuelve a darnos problemas, ¿no creen? Pero nosotros a lo nuestro: ¿Saben ya de qué va el libro? ¿Noooo? Bueno, intentémoslo de nuevo, yo soy… (hace como si buscara la palabra) ¡Magnánimo!, eso es, así que les daré otra oportunidad. (Mano en la saca y extracción de bola): ¡La sociedad de la niebla! Veamos qué pasa con este.

MÚSICA

3.                  LA SOCIEDAD DE LA NIEBLA        -Salen Tomás, Enrique, David y José Manuel, vestidos como monjes y se colocan en el centro del escenario. David con chilaba. Enrique lleva una bandeja con un cuchillo. Tomás toma ceremoniosamente la daga y se dispone a cortar al neófito, mientras dice: Tomaremos tu sangre para dártela en una nueva vida. El iniciado se resiste un poco pero los dos a su lado le sujetan cada brazo. Tomás vuelve a hablar: “entrega tu antigua vida a la Sociedad de la niebla”. David inclina resignado la cabeza y Tomás hace como si le fuera a cortar. La escena se congela.
MÚSICA

(¡Ahora sí! Ahora ya está claro de qué tipo de género estamos hablando, ¿no? Ah… ¿Qué no? Miren que no nos queda más que una oportunidad. A ver si hay suerte… (Nueva busca) ¿Qué tenemos por aquí? Sí: “El círculo de los viernes” A ver este, que es el primer Calabazas que publicó la autora y que tiene como tema principal nada menos que a Mr. Poe. ¡Magia, por favor!
MÚSICA

4. EL CÍRCULO DE LOS VIERNES      -Tomás, José Manuel y Charo salen al escenario llevando un candil (en manos de Tomás), como si buscaran algo. Se paran ante la mesa y José Manuel hace como si cavara. Después, miran a ver qué hay en el supuesto agujero que han cavado y Charo exclama: ¡Manuel, mi amor! ¿Puedes ser tú? Tomás, que está a su lado, la abraza para consolarla y se oye de fondo un maullido. José Manuel dice: ¡El gato negro!, tiene que ser el gato negro del que ella hablaba sin cesar.
MÚSICA

(Vuelve el Joker. Señoras y señores, damas y caballeros, ladys and gentleman… No me quedan más sorpresas, ya no hay más relatos en la chistera (Puede mostrarle vacío). Espero que esto haya sido suficiente como aperitivo, espero haberles entretenido lo bastante y… ¡horrorizado ¡ (sonrisa siniestra). Que ustedes lo pasen bien. (Se inclina y saluda).

Luego yo tomo la palabra y pido un aplauso para el Joker, la actriz Ana López-Yarto. Y para los compañeros Relatópicos (el club de relato corto al que pertenezco y a cuyos miembros ni siquiera he tenido que drogar para que me hicieran el inmenso favor de actuar para representar un pedacito de algunos de mis relatos. Van saliendo y saludan juntos tras ser nombrados.
Solicito nuevos aplausos para Sonido (Miguel Ángel), Prensa (Rafa), porque tuve la colaboración de un colega de mi barrio que va a hacer la reseña del acto en los periódicos y radio del distrito. Y para el "departamento de imagen", Carlos Gutierrez Medinilla, fotógrafo profesional y autor del reportaje cuyo anticipo he publicado más arriba.

Vuelven el autor y el editor.
A partir de aquí solo me permití contar un poco (juro que fui breve) sobre los relatos que no habían sido escenificados. Y luego pasamos a las preguntas. El público estuvo participativo y de lo más generoso. Estoy dispuesta a contratarlos para todos mis eventos XDD
¡Y además, ni siquiera quisieron cobrar! O_O
 

12 comentarios:

  1. Killa, qué guay. Menudo bodevil. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Fue muy divertido. En la primera fila se sentaron los niños (que había unos cuantos) y en cuanto salió el Joker era para verles las caras jajajajajaaa
      Una satisfacción ver lo que uno ha imaginado ;-) Solo que mejor.

      Eliminar
  2. Una presentación de los más divertida, veo. Felicidades y que tu libro tenga mucho éxito Morgan.

    ResponderEliminar
  3. Ains, qué pena no haber podido ir, tuvo que ser genial :) Me habría encantado estar, de verdad. ¡¡¡Un gran abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día nos tenemos que organizar algo juntas ;-)
      Sería genial.

      Eliminar
  4. nena, menudo chóu... si eso no es una presentación multimedia interactiva, ya no sé qué más se va a poder hacer... me he divertido mucho leyéndola. Espero organizarme mejor para que la próxima sea viéndola en directo. Enhorabuena, felicidades, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas thankyous, Full. Me hubiera encantado veros, pero ya comprendía que era muy difícil, muchos kilómetros y fechas complicadas. En cualquier caso, tengo muy presente el intento.
      Mil besos.

      Eliminar
  5. Al fin tengo algo de tiempo para leer la reseña y es que las obligaciones navideños me habían impedido hacerlo hasta ahora.
    ¡Qué bien! Me alegra un montón que la experiencia fuera tan positiva. Parece que fue un verdadero espectáculo, digno de ser visto.Y, lo cierto es que, tal ya te había dicho, siento no haber podido asistir.
    ¿Apareció alguna pulga saltando, una hormiga hormigueando o una "bolboreta" desplegando sus alitas? Si es así, conseguí convencer a los dioses para trasmitir mi apoyo, al menos en espíritu (nótese que tanto la pulga como la hormiga son discretitos y pudieron estar ahí sin que los percibieras).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo decir que las viera, pero sí se notaban sospechosos aleteos por ahí XD Gracias, amiga ;-)

      Eliminar
  6. ¡Crom! Hasta ahora no había leído la crónica, pero la presentación tuvo que ser épica. Lástima no haber podido vivirla en directo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí fue muy gratificante, sobre todo al ser algo compartido. A ver si pasan estos días y el señor fotógrafo me pasa más material y os aburro, aturdo, machaco..., digo, os entretengo con ello :-)

      Eliminar