miércoles, 4 de diciembre de 2013

El juego de Ender - La película

Vista la película, es hora de compararla con el libro, que leí hace unos meses y me dejó entusiasmada.


Como suele ocurrir, no hay color. Que la peli es entretenida, de eso no hay duda, y la fotografía espectacular. La recreación de los escenarios del libro es bastante fiel, pero como el argumento apenas abarca dos tercios del libro pues te quedas un poco frustrado, pensando que tu imaginación, con menos medios, fue capaz de hacerlo mejor XD.
Todo lo que hace grande al libro, desde mi punto de vista: esa extremada finura psicológica, esa disección de los procesos mentales de Ender y la forma en que es manipulado hacia un objetivo único. Las estrategias de las muchas batallas y la progresión que siguen los chicos, la evolución del juego interactivo que define tanto la historia... Todo eso no aparece suficientemente reflejado en la película.
Tal vez no sea posible hacerlo: mientras la veía me lo iba preguntando y he de reconocer que, al menos con ese planteamiento, no se me ocurría otra solución. Por metraje no tenían cabida más batallas o más escenas de juegos y de confrontación entre los personajes y sus diferentes posturas. Pero he hablado además de planteamiento, porque creo que ese enfoque tan "norteamericano", tan de diseño y efectos especiales, tan de ritmo trepidante y escenas que marcan, no resulta compatible con los otros aspectos que señalo, la película por fuerza tendría que haber sido concebida de otra forma.
Si no hubiera leído el libro, ¿mi conclusión habría sido distinta? Supongo que no. Ya he dicho que es indiscutible su ritmo y lo entretenida que es, pero habría salido del cine con la misma sensación más o menos, una peli más de juegos virtuales y ciencia ficción.
Y el libro de Scott Card merece otra cosa, creo yo.

7 comentarios:

  1. A mí me pareció un poco lo mismo. No está mal, pero no llega al nivel del libro. Yo creo que lo podrían haber redondeado y mucho con
    *SPOILER SPOILER SPOILER SPOILER*

    La escena final con una conversación telepática entre la Reina Colmena y Ender en la que ella explique lo ocurrido desde su punto de vista, ya sabes, que no comprendían que fueran seres individuales y todo eso.

    *FIN DEL SPOILER FIN*

    Si llegas a leer el final del cómic que hizo Márvel (mucho del cual hay en la peli) te echas a llorar, Morgan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que apenas comentan lo del funcionamiento de enjambre, que es esencial. Leí una novela de Michael Crichton llamada "Presa" que va sobre nanorrobots que imitan un funcionamiento de enjambre y resultaba fascinante, me permitió entender algunas de las cosas que Scott Card usa valorándolas en su justa medida (leí mucho antes Presa).
      Yo no me considero especialmente fan de ci-fi pero hay excelentes novelas de género que me han atrapado a lo largo de los años. Y creo que es porque, aparte de los efectos especiales y la envoltura tecnológica, contienen mucha más miga y a menudo dosis importantes de crítica social.

      Eliminar
  2. EL juego de Ender es de esos libros que me quedó pendiente de la adolescencia y, lo cierto, es que me confirmaste que tenía que ir a por él. Lo que no tengo claro ya, es ver la película. Una, porque no quiero jorobarme el libro y dos porque, visto lo visto, quizás no sea buena idea por el propio contenido del metraje. Claro que si refleja tan poco...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo creo que en general es mejor ver la peli y leer el libro luego. En este caso te estropearía una sorpresa importante del libro, pero te dejaría con ganas de enterarte de más y podrías disfrutar doblemente con los aspectos del libro que no consigue reflejar.

      Eliminar
  3. Si se quiere, siempre hay que ver la película antes y después leer. Si se hace después será rarísima la vez en que se salga satisfecho de una película. Todavía me acuerdo de Insólito esplendor de Stephen King y su "mardá" de film. Pero dado que hay gente que salía diciendo que ¡qué miedo! ¡qué horror! ¡qué buena! supongo que esos no se han leído el libro, porque era para llorar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que cambia mucho la percepción una vez que tienes en mente la versión "extended" que da un libro. Yo creo que solo me he sentido satisfecha de las adaptaciones con El nombre de la rosa o las de El señor de los anillos. Y si no, con el Alicia en el país de las maravillas, de Tim Burton, porque es una adaptación tan, tan libre y personal que no necesitas comparar.

      Eliminar