lunes, 24 de febrero de 2014

Localizaciones para una novela

Estos días ando metida de lleno en una novela de fantasía épica, que había dejado aparcada después de darle un buen tiento en un NaNoWriMo. Con el tiempo, uno acaba resignándose a la cruda realidad: cada texto tiene su momento. Da igual lo mucho que te empeñes, las historias salen cuando están preparadas para ser escritas. Así que resulta de gran ayuda manejar más de un proyecto a la vez, o aunque sea, tener varios en mente.
       Porque hay ocasiones en que se te cruza una trama, un escenario o un personaje pidiendo paso, y conviene hacerles sitio ya que, de un modo o de otro, tampoco te van a dejar concentrarte de lleno en lo que estabas haciendo.
       Y del mismo modo, cuando el relato, novela, etc., que tenías en marcha, ocupando el primer puesto, empieza a hacerse el remolón, o a ponerte difíciles las cosas... mejor déjale a su aire y concédete un respiro. Obviamente: NO ES EL MOMENTO.

Esta es la historia de mi novela, cuya primera parte se llamará El Pacto.
Escribí más o menos la mitad del tirón (al menos, con arreglo a los planes que tengo por el momento). Luego se quedó durmiendo un tiempo. Y ahora, por circunstancias ajenas, ha vuelto al candelero con renovados bríos.

Tengo muchos de los escenarios donde se desarrolla la historia. Lugares que me inspiran y reflejan muy bien el aire que está adquiriendo. Os invito a un tour por esos paisajes mágicos, que pronto espero poblar de seres tan especiales como ellos.



Una aurora boreal para mi castillo encantado


El bosque que atraviesan, escondidos, Ian y Sigrid, llevando al niño

Caspar David Friedrich
El lugar del Pacto

Castillo de Frydlant

Aguja de Hierro

Chateau Chillon-Suiza

Blakkia la blanca

Glovâan Hus

La casa de campo que les da refugio

Orava Castle-Interior-Los mitos de Daniel Lefer blog

Interior de Blakkia, uno de los patios


Un paisaje del libro II: La coronación


8 comentarios:

  1. Yo nunca he buscado localizaciones reales para mis historias y no es mala idea tenerlas, te ayuda a visualizar mejor. Preciosas todas las que has elegido, y muchas no las conocía ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo hago siempre, pero a veces ayuda. Empecé con el Chateau Chillon, para poder imaginar mejor por dentro el lugar donde iba a desarrollar algo clave, y ya me emocioné con el resto XD

      Eliminar
  2. Me gustan muchos tus localizaciones. A mí normalmente me inspira una pintura o fotografía y después ya me lo imagino solo y, salvo cuando tengo que plasmarlo en el blog, no me hacen falta. Y luego de escrito es difícil que ninguna foto o pintura encaje con lo que yo tengo en la mente.
    Pero son formas distintas de trabajar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ricardo. También hago a veces lo mismo que tú para el blog, buscar la imagen adecuada para el texto terminado ;-)

      Eliminar
  3. Espectaculares imágenes. La aurora boreal es un fenómeno fascinante que da pie a muchas cosas en un mundo de fantasía. Me llaman especialmente la atención esas ruinas de una especie de catedral gótica con el cementerio al lado. Es una imagen sugerente... Puede que sea deformación profesional pero cuando veo paisajes en ruina, tengo tendencia a querer imaginarme cómo era la vida cuando estaba en plenitud de uso y cómo y por qué llegó a semejante estado de abandono. Esos tipos de paisaje tienen un halo romántico (en el sentido decimonónico de la palabra) que me parece muy sugerente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es extraño que los hombres primitivos asociaran con tales fenómenos la mano de los dioses.

      Eliminar
  4. Muy chulas las imágenes.

    Y ánimo con la novela. Desde luego hay veces que, por mucha disciplina que tengas, hay un impass del tamaño de la muralla china y toca recapacitar, lamerse las heridas y volver más tarde con las pilas cargadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. El caso es que cuesta más tiempo, porque cuando retomas, primero tienes que volver a sumergirte en la historia para poder continuarla. Pero muchas veces el tiempo en barbecho viene bien, al darte otra perspectiva te permite ver cosas que, por tenerlas tan cerca, no habías detectado.

      Eliminar