lunes, 10 de marzo de 2014

Aprovechando que el Pisuerga...

...pasa por Valladolid.

Pues eso, que a raíz del día internacional de la mujer aprovecho para sacar a pasear a unas cuantas damas que no tienen el reconocimiento que merecen. Así, poco a poco, iremos escribiendo "otra" Historia, una en la que las mujeres encuentren el hueco que en justicia les corresponde.

CAROLINE HERSCHEL (1750-1848)


Nacida en Alemania en el seno de una numerosa familia de músicos. No recibió educación formal, ya que su madre opinaba que era suficiente con que las cosas propias del ama de casa. Pero como dos de sus hermanos empezaron a estudiar música, ella los acompañó para estudiar canto. Más tarde uno de ellos, el que parece haber sido su hermano favorito, se hizo astrónomo y ella se marchó con él como ayudante.
Vivieron en Inglaterra y a la edad de 37 años Caroline consiguió un sueldo del rey debido a su trabajo, convirtiéndose en la primera astrónoma profesional. Tuvo su propio observatorio y realizó unos cuantos descubrimientos por su cuenta. Fue admitida en la Real Sociedad Astrónomica y premiada por esta misma institución. Cuando su hermano falleció regresó a Hannover.

MARÍA MITCHELL (1818-1889)


Otra astrónoma. Nació en la Isla de Nantucket, Estados Unidos, en una familia numerosa perteneciente a la comunidad de los  Cuáqueros. Sus padres tenían ambos gustos y aspiraciones peculiares, el padre inició a sus hijos en los misterios de la astronomía y la navegación, sus dos grandes pasiones, y la madre les inculcó la necesidad de ser independientes.
María fue una pionera en muchos frentes: fundó una escuela para niñas en la que ella fue profesora, con solo 17 años. Con 18 fue bibliotecaria en el Ateneo de Nantucket. Como empezara a cuestionar la doctrina de los Cuáqueros, fue separada de esta congregación. Luego sintió afinidad por la Iglesia Unitarista, pero nunca se convirtió en un miembro de ella. Fue la primera persona en descubrir un cometa con un telescopio, por lo cual recibió como premio una medalla de oro, concedida por el rey danés Frederik VII. Viajó por Estados Unidos y Europa y fue la primera mujer en ser admitida al Observatorio Vaticano. Luchó contra la esclavitud negándose a utilizar ropa de algodón. Fundó una asociación de mujeres. Fue profesora de astronomía en la nueva Facultad Vassar para mujeres, y miembro de varias Academias y Asociaciones científicas. En protesta por la discriminación salarial que sufría por ser mujer entró a formar parte de la Asociación Americana para el Avance de las Mujeres, llegando a convertirse en su presidenta. Murió con 71 años.

LISE MEITNER (1878-1968)


Física sueca de origen austriaco. Nació en Viena, en el seno de una familia judía que luego se convirtió al cristianismo. Se formó en Viena y Berlín, en cuya Universidad ejercería como profesora de física entre los años 1926 y 1933. En Berlín conoció al físico Otto Hahn, con quien formaría un duradero equipo de investigación que se prolongó incluso en la distancia, cuando, huyendo del nazismo se exilió en Estocolmo. Allí continuó su trabajo de investigación, con la colaboración de su sobrino Otto Frisch. Pero siguió en todo momento en contacto con Hahn y otros colegas alemanes.
Le fue injustamente denegando el premio Nobel de química en 1944, otorgado a su colega Otto Hahn, a pesar de su estrecha colaboración en el descubrimiento de la fisión nuclear, término además introducido por Meitner cuando se encargó de explicar el experimento de Hahn y sus resultados.
Recibió cinco doctorados honoris causa y varias condecoraciones. En 1960 se instaló definitivamente en Inglaterra. 
Luchó toda su vida por el empleo pacífico de la energía atómica.

2 comentarios:

  1. Con los retratos no se sabe, pero fíjate qué mirada tiene la Meitner. Lo dice todo, ¿eh?

    ResponderEliminar
  2. Sí, elegí esta foto porque es la que más me gustó de ella. Yo la veo súper interesante aquí. Esa mujer seguro que tenía mucho que decir.

    ResponderEliminar