martes, 23 de mayo de 2017

Diosas del Huerto - Las protagonistas

KALI - La Diosa hindú, la Diosa dual

 Kali magnífica


Para rastrear los orígenes de la Diosa Kali acudiremos a la web GRAN MISTERIO donde se dice lo siguiente:

«Aparece por primera vez en el texto Rig Veda, a mediados del Siglo II a. C., pero no como una diosa, sino como una de las siete lenguas de Agni, el dios del fuego.
         Ya entre el año 300 y 600 de la era cristiana se le relaciona con la diosa Kalika, quien aparece en los Puranas, en el texto Devi Mahatmiam, del libro Markandeia-puraná. Allí se cuenta que emanó de la frente de la diosa Durgá, la asesina de demonios, en una de las batallas entre las fuerzas del bien y del mal. En ese relato Kali surgió para enfrentar al demonio Raktavija, quien amenazaba al mundo con un terrible poder, el de producir copias de sí mismo con cada gota de sangre que se derramaba al suelo. Kali para derrotarlo agarró su sangre antes de que cayera y le chupó el cuerpo hasta secárselo, luego se tragó a los pequeños Raktavijas.
         Otra versión dice que Kali creó de su sudor a dos hijos para que la ayudaran en la batalla, dándoles dos pañuelos anudados llamados “rumal” para que acabaran con el demonio estrangulándolo, ya que así no derramaría sangre

Hay otro mito que relaciona a la Diosa Kali con el Dios Shiva:
         La diosa Kali nació cuando Shiva miró dentro de sí mismo y es fruto de su ira. Como ya se había dicho, representa la energía de Shiva, y se le asocia con la destrucción porque Shiva representa esto en la trinidad hindú.
         Se dice que Shiva la tranquiliza desafiándola a un baile silvestre llamado deltandava, y también apareciendo como un bebé que llora, conmoviendo así sus instintos maternales. Cuando se dice que Shiva representa la destrucción, se refiere a la destrucción de lo viejo para dar paso a lo nuevo. Por ejemplo, las ideas erróneas que imperan en la humanidad tienen que ser destruidas de la conciencia de la gente, para dar paso a las verdaderas. En cuanto al universo, cuando llega el final de este (el Manvantara Universal), todo se consume, entra en Pralaya, para posteriormente volver a surgir perfeccionado.


Kali serena


Hay una religión hinduista llamada Shaktismo que adora a la diosa Kali despojándola de su violencia. Los pioneros de esta religión fueron los poetas shaktas, adoradores de sákti (la energía), en el siglo XVIII. Consideran que solo las personas educadas en viejas tradiciones la ven como una diosa iracunda. Los shaktistas realizan yapa de la diosa Kali (el yapa es la repetición del nombre de algún dios para que, por medio de la concentración, se logre la unión con ese dios después de la muerte). El famoso santo bengalí Rama Krishna, quien supuestamente se iluminó en todas las religiones, fué un gran devoto de ella.

Kali maternal


En la misma línea de los shaktistas, el movimiento piadoso reciente concibe a Kali como la benévola Diosa madre, la más generosa y amorosa de todas las diosas hindúes. La madre cariñosa y protectora que alimenta con su pecho a un Shiva niño, después de la batalla contra los demonios. Como quiera que se la represente y la conciba, Kali se manifiesta como quien aniquila el poder masculino demoníaco con el fin de restaurar la paz y el equilibrio; restableciendo el orden cósmico.
          Debido a su terrible apariencia se la considera una gran protectora a quien acudir en momentos de necesidad y pesar. También representa a la madre del lenguaje y de todos los mantras.

Otras descripciones de ella que destacan esos aspectos:

Kali, llamada también la mujer negra, es la energía del Dios Shiva. Kali es la diosa principal en la religión hinduista y está considerada como LA GRAN MADRE, o LA MADRE UNIVERSAL. Kali representa el aspecto destructor de la Divinidad, es destructora de la maldad y de los demonios.
         Es la santa patrona de la ciudad de Calcuta y en su templo se hacen sacrificios de animales en su honor. Tiene cuatro brazos; en uno lleva la espada, en otro la cabeza del gigante que mato y bebió su sangre y con las otras dos está animando y bendiciendo a sus devotos.
         Lleva colgado un collar de 51 calaveras humanas que simbolizan el alfabeto sánscrito y como pendientes 2 cadáveres humanos. Cuando a Kali se le quiere y demuestra amor deja de dar miedo, porque ella puede llegar a ser una diosa maternal y tierna con sus devotos. El amor de Kali es como su furia, infinito, ilimitado y eterno.

Kali benévola

Diosa dual.
Creadora y destructora. Benévola y vengativa. 

Kali terrible

Kali es una diosa destructiva y creadora, protege a las mujeres maltratadas y posee un poder sorprendente. Aunque generalmente se la conoce como un ser violento, Kali es una diosa con una historia compleja.
         Es la encarnación de la fuerza femenina, una fascinante personalidad que expresa la energía primordial. Cuando ella nació del entrecejo de Durga, los cielos se llenaron de un rugido atronador. Esta Diosa, con una larga y compleja historia dentro del Hinduismo, es la representación del dualismo que salva a la vida a través de la aniquilación. Es la Diosa inspiradora de un temor reverencial y encarna tanto a la madre buena como a la terrible; a la creadora y la destructora en su forma de vida, amor, muerte y destrucción.
         El significado primordial del arquetipo de Kali es la destrucción total del mal para crear un nuevo y limpio estado de conciencia. Ella representa el flujo eterno de la vida, del que surgen todas las cosas y luego desaparecen, es la causa de todo cambio.
         Todos los contrarios de la vida se combinan en su figura: bueno-malo, vida-muerte, creación y destrucción. No se concibe la existencia de uno sin el otro y estos atributos son solo polaridades de una Unidad. Al considerar la vida y la muerte como un ciclo de la Unidad, se puede vivenciar la creación como una forma de expresión después de la destrucción de lo viejo, así se convierte en una acción más, permanente y constructiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario