martes, 27 de junio de 2017

CORVUS CORAX


Corvus Corax en vivo

Un grupo al que sigo desde hace tiempo. Y que esta vez he podido escuchar en directo en el AVALON SUMMER FAERIE FEST, del que ya os hablaré en otra entrada, pues merece capítulo aparte.


Corvus Corax

Con su actual formación: Jordon Finus, Castus Rabensang, Wim Venustus, Harmann der Dresche (Norri), Haflinger Hatz, Vit (a quien no vimos sobre el escenario en esta ocasión) y Micha der Frick.
 

(Info sacada del e-zine CRYINGPUPPET y de otros lugares de internet como wikipedia)

La historia de CORVUS CORAX es muy colorida y peculiar: la banda fue fundada en 1989 por Wim Venustus y Castus Rabensang cuando, durante su huida de la antigua RDA, empezaron a tocar en las calles. Muy pronto se hizo evidente que esta banda iba a dar para mucho más que simplemente ganarse la vida con conciertos en los mercados y castillos de toda Europa. Como verdaderos pioneros en la comprensión de la música medieval allanaron el camino para una escena próspera, creando una imagen de juglares de tiempos pasados, siendo considerados a día de hoy los creadores del género musical Neo-Medieval.
         Este trabajo innovador ha ayudado a innumerables grupos más jóvenes que han seguido su estela a establecerse dentro de la escena. Siempre conscientes de la amenaza del estancamiento, CORVUS CORAX continuó ampliando su visión de la música medieval paso a paso: gracias a los continuos experimentos con instrumentos como la gaita y la mayor zanfona del mundo, un instrumento de cuerdas que se asemeja a un violín mecánico y que han nombrado “Organistrum” (desarrollado por Wim). Así como su proyecto gigantesco "Cantus Buranus" con su fusión de influencias clásicas y medievales. Y, finalmente, con su incansable búsqueda de nuevos pozos musicales en las bibliotecas y en sus viajes. Hasta ahora, esta búsqueda los ha llevado hasta la India y China, aunque esencialmente CORVUS CORAX está principalmente arraigado en Europa central y occidental, de Francia a los Balcanes.

Tras 22 años de trayectoria encontraron que el momento era el adecuado para una nueva dirección. Para su nuevo álbum, «Corredor Corvus», Corvus Corax encontró su inspiración más al norte, en los antiguos países de los vikingos y celtas, pueblos que desde hace mucho tiempo se desvanecieron en la leyenda, pero que todavía resuenan como para proporcionar el marco cultural para este nuevo capítulo.
         Aún identificándose con los tradicionales trovadores centroeuropeos, CORVUS CORAX asimila cuidadosamente las canciones, melodías y bailes que descubren en el resto del mundo, adaptándolos al sonido típico de la banda. Basados ​​en gaitas, chanclos, citterns, tambores de todo el mundo y el gigantesco Organistrum ya mencionado, crean el sonido incomparable de Corvus Corax. Este sonido se complementa con la música folclórica tradicional de Irlanda y Escandinavia.
         Al mismo tiempo, Corvus Corax pone gran acento en los textos medievales que utilizan, hasta el punto que el cantante, Castus, profundizó profundamente en los antiguos lenguajes del Norte. En su disco "Sverker" canta en gaélico (viejo irlandés), noruego viejo y danés.
         La canción "Sverker", que da título al álbum, nos recuerda al rey sueco Sverker II, que acudió a su oponente danés para razonar con él sobre las consecuencias de la guerra y finalmente logró acordar un cese al fuego: "Denn nehmen die Ritter ihr Schild und Schwert / / Dann weinen so viele "se traduce en" Porque cuando los caballeros levanten sus escudos y espadas // tantos llorarán ".
         En términos musicales, el arpa celta se une a las melodías de la gaita, a la gigantesca zanfoña y al ritmo de los tambores.
         La interpretación de la muy apasionada historia apocalíptica "Ragnarök" de la vieja saga nórdica Völuspá es más impresionante: aunque en la era de la loba el mundo se hunde en el caos, el Ragnarök todavía predice la génesis de una edad de oro para la humanidad. De ahí que la música no describa el fin del mundo como una época dolorosa sino como un tiempo salvaje e hipnótico.
         La canción celta "Fiach Dubh" es mucho más alegre: la primavera está aquí y la llamada de un cuervo despierta a todos los seres vivos.
         Cuentan que durante la grabación del citado "SVERKER", CORVUS CORAX pasó mucho tiempo en la carretera. Viajaron por no menos de once países diferentes. A menudo la banda notó que fueron seguidos por dos cuervos —sus Santos Titulares—.
         Parece una suposición probable que Odin mismo, el dios mayor de la mitología nórdica, envió a sus dos exploradores emplumados Huginn y Muninn a la sombra de los juglares en el camino. O al menos eso es lo que la banda insiste en pensar.

Con todo esto, podría decirse que lo que hacen Corvus Corax es algo más que música, sus actuaciones son verdaderos espectáculos en todos los sentidos. Según lo definen ellos mismos, en palabras de Norri Drescrer, uno de los miembros de la agrupación:

«El método de creación del espectáculo se inicia con la recolección de la información histórica de todos los elementos culturales, como la vestimenta, la religión, los mitos e incluso el clima y el entorno natural.

         Luego nos imaginamos cómo pudo haber sonado la música en esos tiempos, para después iniciar el proceso de composición, idear el vestuario y, finalmente, la propuesta que queremos llevar al escenario».
 
Corvus Corax ha experimentado ciertos cambios en su formación a lo largo de los muchos años que llevan en activo, con incorporaciones y abandonos varios. En este siglo la banda quedó integrada bastante establemente por Castus y Venustus, Hatz, Teufel, Ardor Von Venushügel, Jordon Finus, Patrick der Kalauer y Harmann der Drescher. 
         En el año 1996 el grupo lanzó un disco llamado Tanzwut que incorporaba por primera vez elementos electrónicos a su música. El disco fue un éxito comercial y el grupo decidió continuar en esa línea en un proyecto paralelo llamado también Tanzwut, una banda de metal industrial y folk metal que contaba con la siguiente formación: Mike "Teufel" Paulenz, Wim, Castus, Ardor, Norri, Hatz y Patrick. Sin embargo Corvus Corax continuó fiel a sus típicos instrumentos acústicos, lanzando en 2005 un ambicioso proyecto llamado Cantus Buranus: una extensa remusicalización del texto en latín Cármina Burana. Se grabó con orquesta sinfónica, coros y conjuntos medievales, combinando simfonismos tradicionales con melodías de trova medieval. En agosto de 2008 Pica Music lanzó el álbum Cantus Buranus II, con nuevas versiones orquestadas del mismo manuscrito medieval.
         En 2010 Corvus Corax y Tanzwut anunciaron su separación definitiva, lo que llevó al abandono de la banda Corvus Corax por parte de Teufel y Martin Ukrasvan.

Si os interesa oír sus experiencias más recientes, narradas con sus propias palabras, AQUÍ TENÉIS UNA ENTREVISTA hecha hace muy poco acerca de su participación en el festival que mencionaba al principio, el Avalon Summer Faerie Fest.

No hay comentarios:

Publicar un comentario