viernes, 6 de septiembre de 2019

ESPECTROFILIAS - Siglo XX

Mi peculiar y adorable Stella Gibbons


Stella Gibbons

Stella Dorothea Gibbons (Londres, 5 de enero de 1902 - 19 de diciembre de 1989) fue una escritora, periodista y poeta inglesa.

Antecedentes familiares

La familia Gibbons se originó en Irlanda. El abuelo de Stella, Charles Preston Gibbons, era un ingeniero civil que pasó largos períodos en Sudáfrica construyendo puentes. Él y su esposa Alice tuvieron seis hijos, el segundo de los cuales nació en 1869 y fue conocido por su cuarto nombre cristiano de "Telford". La casa Gibbons era turbulenta, con tensiones derivadas de los frecuentes adulterios de Charles Gibbons. 
         Telford Gibbons (el que sería padre de Stella) se formó como médico y se graduó como médico y cirujano en el Hospital de Londres en 1897.
         El 29 de septiembre de 1900 se casó con Maude Williams, la hija de un corredor de bolsa . La pareja compró una casa en Malden Crescent, Kentish Town , un distrito de clase trabajadora del norte de Londres, donde Telford estableció la práctica médica en la que continuó durante el resto de su vida.
         Stella, el primer hijo de la pareja, nació el 5 de enero de 1902; le siguieron dos hermanos, Gerald y Lewis, nacidos en 1905 y 1909 respectivamente. La atmósfera en la casa de Kentish Town se hizo eco de la de la casa del anciano Gibbons, y estaba dominada por los frecuentes ataques de mal genio de Telford, mujeriego, inestable y violento.
         Stella más tarde describiría a su padre como «un mal hombre pero un buen médico». Era caritativo con sus pacientes más pobres e imaginativo para encontrar curas, pero hizo la vida miserable a su familia. Inicialmente, Stella era su favorita, pero cuando llegó a la pubertad, con frecuencia se burló de su aspecto y tamaño. Afortunadamente, su madre era una influencia tranquila y estabilizadora. 
         Esta turbulenta infancia marcaría fuertemente a Stella, que utilizaría parte de ese material para crear a los grotescos Starkadder, protagonistas de su obra maestra, La hija de Robert Poste.
         Hasta que Stella cumplió 13 años, fue educada en su hogar por una sucesión de institutrices que nunca se quedaron mucho tiempo. Las estanterías de la familia proporcionaron material de lectura suficiente, y sus dotes narrativas para inventar historias con las que divirtió a sus hermanos pequeños. 
         En 1915 Stella se convirtió en alumna de la North London Collegiate School. La escuela, fundada en 1850 por Frances Buss, fue una de las primeras en Inglaterra en ofrecer a las niñas una educación académica. Después de los métodos de enseñanza casuales de sus institutrices, Stella tuvo dificultades para adaptarse a la estricta disciplina de la escuela, y encontró muchas de sus reglas y prácticas opresivas. Pero encontró escapatoria en la literatura, comenzando a escribir sus primeros poemas.

Años de estudiante

En 1921, Stella se matriculó en periodismo en el University College of London (UCL). El curso se había establecido para ex militares que regresaban de la Primera Guerra Mundial,  pero atrajo a varias mujeres, entre ellas la futura novelista Elizabeth Bowen. Además de literatura inglesa, el plan de estudios abarcaba economía, política, historia, ciencias e idiomas; no se incluyeron habilidades prácticas como taquigrafía y mecanografía.
         Después de la sofocante experiencia de la escuela, Gibbons encontró la universidad estimulante e hizo numerosas amistades, particularmente con Ida Graves, con la que compartía el mismo amor por la literatura y el mismo gusto por el tipo de humor subversivo. Algunos de los chistes que compartieron llegaron a ***Cold Comfort Farm, al igual que algunos de sus conocidos comunes, que inspiraron rasgos de los personajes.
         Gibbons completó su curso en el verano de 1923 y recibió su diploma.
 
***Cold Comfort Farm es una novela cómica de la autora inglesa Stella Gibbons , publicada en 1932. Parodia los relatos románticos, a veces condenados, de la vida rural popular en ese momento, por escritores como Mary Webb 

Periodismo y primeros escritos

El primer trabajo de Gibbons fue con la agencia de noticias British United Press (BUP), donde decodificó cables extranjeros que reescribió en un inglés presentable. Durante los períodos de poca actividad practicaba escribiendo artículos, cuentos y poemas. Hizo sus primeros viajes al extranjero: Francia en 1924 y Suiza en 1925. El paisaje alpino suizo inspiró varios poemas, algunos de los cuales fueron publicados más tarde. En 1924 conoció a Walter Beck, un alemán naturalizado empleado por la firma de cosméticos de su familia. La pareja se comprometió y disfrutó juntos los fines de semana regulares, firmando registros de hotel como una pareja casada con nombres falsos. 
         En mayo de 1926 la madre de Gibbons, Maude, murió repentinamente a la edad de 48 años. Con pocas razones para permanecer con su padre, Gibbons se fue a vivir a una casa cerca de Hampstead Heath. Cinco meses después, su padre murió de una enfermedad cardíaca agravada por el consumo excesivo de alcohol. Stella se convirtió en el principal sostén de la familia; su hermano menor, Lewis, todavía estaba en la escuela, mientras que el mayor, Gerald, trabajaba intermitentemente como actor. Los tres se instalaron en una cabaña en el Vale of Health, un pequeño asentamiento en el centro de Hampstead Heath.
         Ese año Stella encontró un nuevo puesto como secretaria del editor del London Evening Standard. En poco tiempo fue promovida y se convirtió en reportera y escritora con un salario sustancial de poco menos de £ 500 al año, aunque no recibió una línea hasta 1928.
         Durante sus años de Evening Standard, Gibbons perseveró con la poesía y empezó a labrarse un nombre, viendo publicados primero diversos poemas y luego, en 1930, su primera colección de versos, titulada The Mountain Beast , que recibió la aprobación de la crítica. El periódico también publicó varios de sus cuentos.
         En agosto de 1930, Stella fue despedida, supuestamente por recortes en la plantilla. Su relación con Walter Beck había terminado y parece ser que ella no lo llevaba bien. Pero fue contratada nuevamente, como asistente editorial en la revista femenina, The Lady, y en 1929 conoció a Allan Webb, su futuro esposo. Al mismo tiempo, comenzó a trabajar en la novela que se convertiría en Cold Comfort Farm y se olvidó de todo lo demás.

Granja Cold Comfort

En su tiempo en The Lady , Stella Gibbons se ganó la reputación de ser una crítica literaria cáustica y punzante, mostrándose particularmente incisiva con las novelas rurales tan de moda entonces, obra de autoras como Mary Webb y Sheila Kaye-Smith.  Encontraba su escritura exagerada y la trama habitual ridícula, y decidió que su primera novela sería una parodia cómica del género. En febrero de 1932 había completado el manuscrito y se lo entregó a sus editores. Sería publicada en septiembre.
         El erudito literario Faye Hammill describe la novela como «una parodia extremadamente sofisticada e intrincada cuyo significado se alcanza a través de su relación con la cultura literaria de su época».
         La sátira fue realzada por la burlona utilización que hace Gibbons de la llamada prosa púrpura (esa prosa extravagante, adornada o florida, que logra romper el flujo y llama la atención excesiva sobre sí mismo), que remarcó en la novela con asteriscos, para deleite y alegría del lector, según consignó. 
         Cold comfort farm fue un éxito inmediato crítico y popular. Tal fue así que, a fines de 1932, Stella renunciaba a su puesto en The Lady y se embarcaba en su carrera de escritora a tiempo completo.
         En marzo de 1931, se había comprometido con Allan Webb, un actor en ciernes y cantante de ópera cinco años menor que ella. Se casaron el 1 de abril de 1933. Ese mismo año Cold Comfort Farm fue galardonada con el Prix ​​Étranger , la categoría de novela extranjera del prestigioso premio literario francés Prix Femina.

Autor establecido

Durante el resto de la década de 1930, Gibbons publicó cinco novelas más, así como dos colecciones de poemas, un libro para niños y una serie de cuentos. Sus novelas fueron generalmente bien recibidas por los críticos y el público, aunque ninguna ganó los elogios o la atención que se le había dado a Cold Comfort Farm. En 1934 llegaría Bassett, una comedia romántica llena de equívocos y personajes irrepetibles. Enbury Heath (1935), un relato relativamente fiel de su infancia y su vida adulta temprana. Las últimas novelas anteriores a la guerra de Stella Gibbons fueron Nightingale Wood (1935); una especie de «Cenicienta» puesta al día; y My American (1939), una variante de La reina de las nieves de Hans Christian Andersen.
         Publicó también dos colecciones de poesía en la década de 1930, y su único libro infantil, la colección de cuentos de hadas The Untidy Gnome , publicada en 1935 y dedicada a su única hija, Laura, que nació ese año.

Años de guerra, 1939–1945

El advenimiento de la guerra en septiembre de 1939 no disminuyó la energía creativa de Gibbons. En noviembre comenzó una serie de artículos, que se extendió hasta noviembre de 1943 e incluye muchas de las reflexiones privadas de Gibbons sobre el conflicto. En julio de 1940, Webb se alistó en el ejército y más tarde sirvió en el extranjero.
         Gibbons publicó tres novelas durante la guerra: The Rich House (1941), Ticky (1942) y The Bachelor (1944).

Años de posguerra

La primera novela de la posguerra de Gibbons fue Westwood (1946). El libro incorpora una representación cómica del novelista Charles Morgan, cuya novela The Fountain Gibbons había revisado antes de la guerra, encontrándola «ofensiva y agotadora». En Westwood , Morgan aparece disfrazado del novelista "Gerald Challis", un aburrido pomposo y sin humor.
         En 1950 Gibbons publicó otra colección de poemas y fue nombrada miembro de la Royal Society of Literature.
          A lo largo de la década de 1950 continuó, a intervalos de aproximadamente dos años, publicando novelas que fueron moderadamente bien recibidas, sin producir especial revuelo. Entre ellas estaba Fort of the Bear (1953), en el que se apartó de su familiar entorno londinense al establecer la historia en  las regiones más salvajes de Canadá. A partir de entonces cambió de editorial. Un viaje a Austria y Venecia en 1953 proporcionó material para su novela La sombra de un hechicero (1955). Desde 1954, publicó artículos en la revista Punch. Entre ellos se encontraba una historia de ciencia ficción, "Jane in Space", escrita al estilo de Jane Austen. Gibbons había sido siempre una gran admiradora de Austen, llegando a describirla en un artículo de Lady como una de las artistas más exquisitas.

Después de la guerra, Allan Webb reanudó su carrera escénica. Durante aquel tiempo tuvo una breve aventura con la actriz Sydney Malcolm. Gibbons lo perdonó y su matrimonio continuó en buenos términos. Allan abandonó el teatro en 1949 para convertirse en director de un club de lectura especializado en ediciones especiales, y luego compró una librería en Londres. Su salud falló a fines de la década de 1950 y en 1958 le diagnosticaron cáncer de hígado. Murió en julio de 1959 en la avenida Oakshott.


Carrera tardía

Después de la muerte de Webb, Gibbons permaneció en su casa de Oakshott Avenue y continuó escribiendo novelas. Desde 1961 alquiló una casa de verano en Cornwall, que se convirtió en el escenario de su novela de 1962 The Weather at Tregulla . Volvió a la crítica literaria después de muchos años, cuando en 1965 contribuyó con un ensayo sobre CS Lewis , una revisión de la obra de ese escritor editada por Jocelyn Gibb. En 1966, escribió un ensayo para Punch , "Genesis of a Novel", en el que reflexionó sobre el efecto perjudicial de Cold Comfort Farm en su carrera a largo plazo. Ella comparó el libro con "un tío viejo a quien debes agradecerle porque te proporciona un buen subsidio, pero que a menudo es una vergüenza y un aburrimiento".
         Stella Gibbons hizo su último viaje al extranjero en 1966, a Grenoble, en Francia, donde visitó a su vieja amiga Elizabeth Coxhead. Esta visita proporcionó material para su novela de 1968 La mujer de la nieve, en la que Gibbons superó su desagrado habitual por el exceso emocional al abrir el libro con un nacimiento melodramático en un sofá. The Woods in Winter (1970) fue su última novela publicada; decidió en ese momento que ya no estaba preparada para someter su trabajo al control editorial. 
         En la década de 1980 escribió dos novelas más para su distribución privada entre amigos, The Yellow Houses y An Alpha . Estos libros fueron publicados por Vintage Classics en 2016, después de que la familia de Gibbons publicara los manuscritos.

Últimos años

Las últimas dos décadas de la vida de Gibbons transcurrieron sin incidentes y lejos del público. Mantuvo su salud y su aspecto hasta casi el final de su vida. Además de sus novelas inéditas, escribió cuentos ocasionales, y contribuyó con tres nuevos poemas a la Antología de 1986 Poetas ocasionales, de Richard Adams.
         Gibbons mantuvo un amplio círculo de amigos, que incluía a varios intelectuales de renombre. Desde mediados de la década de 1970 estableció un patrón de fiestas literarias mensuales en la avenida Oakshott en la que, según Neville, "se sabía que expulsaba a los invitados si eran estridentes, dramáticos o escribían novelas trágicas".
         Desde mediados de la década de 1980, Gibbons experimentó problemas de salud recurrentes. En sus últimos meses fue cuidada en casa por su nieto y su novia. Murió allí el 19 de diciembre de 1989, y fue enterrada en el cementerio de Highgate, junto a su esposo. En su funeral, su sobrino y futuro biógrafo Reggie Oliver leyó dos de sus poemas, el último de los cuales, "Fairford Church", concluye con las palabras: "Poco está seguro. La vida es dura. / Amamos, sufrimos y morimos. / Pero la belleza de la tierra es real / Y el Espíritu está cerca ".


continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario